• Instituto Jane Goodall CL

Seamos gestores responsables y creativos con nuestros residuos

Actualizado: may 18

Este 17 de mayo la conmemoración del Día Mundial del Reciclaje nos invita a reflexionar y trabajar por el medio ambiente de forma diferente a otros años: pandemia, cuarentena casi total del gran Santiago y la dificultad para acceder a los puntos de reciclaje. Sin embargo, aún en este contexto podemos reciclar y gestionar nuestros residuos de forma responsable con el medio ambiente y otras especies.


Según datos del Quinto Reporte del Estado del Medio Ambiente del Ministerio de Medio Ambiente (MMA) en Chile el 2017 se generaron 23 millones de toneladas de residuos, de las cuales un 97% fue de residuos no peligrosos, es decir de origen industrial, sólidos municipales y lodos provenientes de plantas de tratamiento de aguas servidas.


De estos residuos no peligrosos 17,1 millones de toneladas fue eliminada en rellenos sanitarios y vertederos, y tan solo 5,3 millones de toneladas fueron valorizadas.



En los últimos años a nivel nacional e internacional se ha transitado hacia una nueva cultura de la gestión de los residuos. Un ejemplo de aquello es la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que ha establecido 6 productos prioritarios que deben cumplir metas de valorización y reciclaje en el mediano y largo plazo, eston son: aceites lubricantes, aparatos eléctricos, neumáticos,envases-embalajes, baterías y pilas.


Madera plástica para salvar al planeta


Revalora Chile es una fundación con poco menos de un año de existencia, pero con una poderosa propuesta enfocada en el reciclaje de todo tipo de plásticos, incluso los que usualmente se desechan o son dificultosos de reciclar como las bolsas plásticas (polietileno de baja densidad) o los envases multicapa, como los envases de papas fritas, que generalmente llegan a rellenos sanitarios.


“Nuestro enfoque ha sido poder integrar cada vez más ese tipo de plásticos y residuos que hoy día nuestra sociedad no tiene forma de reciclarlo y termina en nuestros océanos”, detalló Fernando Mourin, fundador de Revalora Chile. Agregando que el propósito de Revalora es “impactar en las comunidades de forma positiva, ya sea mediante inmobiliario urbano, vivienda o juegos infantiles para colegios o plazas”.




Mediante la campaña de educación ambiental Una Botella de Amor esta fundación promueve la recolección de residuos plásticos domiciliarios, de diferentes tipos, a través de su almacenamiento en botellas o ecoladrillos, práctica de recolección que es perfectamente compatible con cualquier estilo de vida, incluso en cuarentena.


Maurin también hizo hincapié en la necesidad de “aprender y educarnos en cómo vamos a hacernos cargo de estos nuevos desechos que estamos produciendo en cantidades importantes y que van a seguir con nosotros en buen tiempo” refiriéndose a la alta producción de residuo como son las mascarillas, envases de alcohol gel y guantes de látex en el contexto actual.


Lo que hace Revalora es darle una nueva vida útil a los residuos plásticos menos reciclados, tratándolos como un recurso, aportando grandes beneficios como una menor tala de árboles, cuidado de recursos hídricos, menor emisión de CO2 e inspirándonos a reciclar en familia para educarnos en conjunto.


Recybatt, descontaminando una pila a la vez


Hace tres años Daniela Vergara Feliú comenzó con Recybatt en la región de Atacama, un proyecto único e innovador encaminado hacia la construcción de la primera planta recicladora de pilas del país, “a lo que estamos apostando con Recybatt es a generar un cambio de cultura y de mentalidad en la gente para que deje de tirar las pilas en el río, la calle, la playa o en la basura”, nos mencionó Daniela.


La innovación de esta empresa emergente fue tal, que fue seleccionada en el top 500 de entre 2.540 proyectos por el comité de los Premios Latinoamérica Verde, conocidos como los “Oscar del medio ambiente”, en la categoría de manejo de residuos sólidos.



Según información de Recybatt a Chile ingresan aproximadamente 100 millones de unidades de pilas al año y cada persona consume aproximadamente 7 unidades anualmente y tan solo hace falta una pila para contaminar 175 mil litros de agua.


Esta novedosa startup ha instalado contenedores para reciclar pilas en distintos establecimientos educacionales de Copiapó para luego retirarlos y procesarlas.


Sin embargo, desde casa también podemos dar un primer paso para el reciclaje de pilas, lo principal, nos dijo Daniela, es juntarlas por tipo en diferentes botellas plásticas, esto permite posteriormente trabajar con ellas, ya que diferentes pilas poseen diferentes minerales y químicos y no es recomendable mezclarlas.



Actualmente las pilas se depositan bajo tierra conteniendo sus componentes tóxicos en contenedores especiales, lo que no deja de ser una amenaza latente para las napas de agua, fertilidad de la tierra y la vida de otras especies. Sin contar con las pilas que no recibieron ningún tipo de manejo y que contaminan suelo, agua y animales.


Recybatt hasta ahora ha trabajado en la Región de Atacama y se encuentran gestionando la construcción de una futura planta piloto que tendrá una capacidad productiva de una tonelada mensual, lo que permitirá la extracción de zinc y manganeso de las pilas recicladas. El primero de estos minerales se utiliza en la fabricación de pigmentos para pinturas industriales y el segundo tiene usos en la industria de la construcción, como abono e “incluso podría tener aplicaciones en la industria farmacéutica en la fabricación de pomadas para las quemaduras o bloqueador solar”, menciona entusiasmada Vergara.



Uno de los pilares fundamentales de Recybatt es la educación y es que Daniela es profesora de Inglés de profesión y gracias a la docencia comprendió que toda campaña de reciclaje sin una cultura ambiental, no es efectiva y la forma de poder cambiar esta situación es mediante la educación, información, trabajo con los gestores de base y las comunidades locales.


Este Día Mundial del Reciclaje realicemos acciones concretas para aminorar nuestro impacto y seamos gestores del cambio para un mundo más sustentable.

90 vistas