• Ignacio Pascual V.

Roots & Shoots: Formando el cambio mundial

Actualizado: hace 2 días

Desde 2013 se desarrolla en Chile Roots & Shoots (Raíces y Brotes, por su traducción al español), el programa educativo del Instituto Jane Goodall que busca promover en los jóvenes la curiosidad, fortalecer la confianza para actuar de forma autónoma e impulsar el desarrollo de acciones que marquen una diferencia en su comunidad.



Este programa nació en Tanzania en 1991, tras la visita que recibió Jane de una quincena de jóvenes que le manifestaron su preocupación por temas como deforestación, contaminación y bienestar de animales silvestres y domésticos, que habían identificado en su ciudad Der es Salaam. Si bien nuestra fundadora estuvo presente para conversar con ellos, fueron estos jóvenes quienes, con un gran interés por aprender de los problemas identificados, desarrollaron proyectos e inspiraron a otros jóvenes a actuar en su entorno.


En la actualidad el programa Roots & Shoots (R&S) está presente en más de 130 países con más de 17 mil grupos fomentando el empoderamiento de jóvenes para que lideren el cambio local del mundo que heredan y sean agentes de cambio.


“Lo principal es desarrollar capacidad de liderazgo, porque este programa se basa en trabajar autónomamente en proyectos que sean importante para las y los jóvenes y sus comunidades”, menciona Susana Aracena, encargada regional de R&S en la Región Metropolitana.


Usualmente se abrían las convocatorias a comienzo de año, en ese momento los profesores presentaban su postulación, explicaban la motivación del grupo y el área que les gustaría trabajar. Luego, se hacía una selección y se daba inicio a una nueva versión de R&S, en la que cada grupo trabajaba en el proyecto presentado con el apoyo del manual R&S y algunas directrices de parte de las encargadas regional y nacional.


Sin embargo, este año, dadas las circunstancias de cuarentena y distanciamiento “vamos a abrir la convocatoria, pero vamos a dejar que se inscriba todo aquel que lo desee. En el fondo si hay una familia que quiera participar, lo puede hacer”, menciona Aracena y agrega que “queremos extenderlo a todos quienes quieran participar”.


De esta manera, R&S 2020 comenzará el 19 de mayo, a las 18:00 hrs. con una charla de María José Harder, coordinadora nacional del programa quien dará paso así a la apertura de las inscripciones que estarán abiertas durante todo el año.


Los inscritos recibirán un correo de bienvenida y luego tendrán una reunión personalizada explicando la modalidad aplicada para esta versión. Junto con esto, a medida que los grupos desarrollen sus proyectos recibirán regularmente nuevo material e información por correo electrónico, junto con el manual que está disponible para descargar en la página del Instituto Jane Goodall.



Inspiración, sustentabilidad y celebración


En Chile, en los siete años de funcionamiento del programa, los proyectos han sido diversos, pero por sobre todo inspiradores, “en San Felipe tuvimos el 2018 un grupo que trabajó con fauna y en 2019 otro grupo -del mismo colegio- quiso participar, inspiradas por el grupo anterior, pero con un proyecto totalmente distinto, que fue el reciclaje de ropa”, rememora Aracena sobre uno de los proyectos ejecutados. A los que también hay que agregar iniciativas que trabajaron con energía renovable, cajas de mercadería para los más necesitados, campañas de concientización y huertos verticales, entre muchos otros.


La educación sustentable que promueve este programa busca satisfacer necesidades del presente, identificada por sus participantes, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades. De esta manera el trabajo se divide en cuatro pasos: comprometerse, mapear, poner manos a la obra y finalmente valorar el trabajo realizado a través del último paso: celebrar.


Ad portas de iniciar un nuevo periodo de postulación de R&S 2020, queremos invitarles a ser parte del cambio, “hoy más que nunca es necesario que todos pongamos de nuestra parte para hacer del mundo un lugar mejor y desde nuestras habilidades, ya sea en arte, ciencia, música, etcétera, podemos ser un aporte”, dijo Aracena.


Súmate al programa Roots & Shoots 2020 para trabajar en comunidad y ser un aporte a la sociedad. Identificar las necesidades de nuestro entorno: familia, barrio, colegio, etcétera y mediante el compromiso y la dedicación ser gestores del cambio.