• Ignacio Pascual V.

Rehabilitación, uno de los eslabones a robustecer para mejorar la conservación de flora y fauna

María José Abarca es una veterinaria que se acercó al Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF) hace años atrás para realizar su práctica y no se fue más. Trabajando con esta ONG descubrió un mundo que le apasionó: la rehabilitación y reintroducción de fauna nativa. En una nueva entrevista del Ciclo de Entrevistas del Instituto Jane Goodall Chile, Abarca nos cuenta de la importancia de educar para el cuidado de la fauna nativa y la necesidad de apoyo de los centros de rehabilitación en Chile.


Abarca comentó que cuando entró a estudiar veterinaria lo hizo por el interés en animales domésticos, pero una vez que comenzó su práctica en Codeff, institución con más de 50 años de trayectoria, conoció un mundo que despertó en ella un interés insospechado, gracias a “esa cercanía con la fauna de los cerros, verla de cerca me cautivó y con el tiempo me di cuenta que faltaba mucha educación y acercar esto a la gente”, dijo la veterinaria.


En la actualidad es la encargada del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre de CODEFF, creado en 1992 y ubicado en el Cajón del Maipo, es un espacio para recibir, albergar y rehabilitar a los animales silvestres decomisados por la Ley de Caza. Frente a esta situación planteada en la entrevista, Abarca nos compartió más detalles del ingreso de los animales al Centro.


A pesar de que las causas de ingreso son variadas, la más común es la entrega voluntaria de animales por parte de personas que los ven en zonas semiurbanas o en un contexto que interpretan como vulnerable, toman el animal y lo llevan a las dependencias del Centro de Rehabilitación. Sin embargo, Abarca mencionó que “de repente creemos que este animal necesitaba ayuda cuando en verdad estaba en su proceso normal y nosotros lo interpretamos mal e intervenimos”.


Al respecto, la encargada del Centro dio el ejemplo de una cría de zorro culpeo, que unas personas vieron sola en el cerro, la tomaron y la llevaron hasta el Centro, pero Abarca nos informó que este animal no necesariamente estaba desvalido, sino que “a cierta edad la madre zorro deja a las crías solas para ir a cazar”, y al volver ya no encuentra a su cría por una mala interpretación humana.


En este sentido, la veterinaria fue enfática en recalcar que antes de manipular cualquier animal silvestre, cuestión que es ilegal, salvo que esta manipulación sea vital, tratar de observar si el animal necesita ayuda o no, “antes de intervenir tenemos que cuestionar bien, darnos vueltas y evaluar bien la situación”, insistió Abarca, ya que hay que tomar las medidas de seguridad tanto para el animal como para nosotros, incluyendo aquellas que puedan significar evitar el traspaso de enfermedades.


Sin embargo, lo primero que hay que hacer es llamar al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ya que ellos son los tutores legales de la flora y fauna, son ellos quienes tienen los instrumentos, protocolos y atribuciones para el rescate o extracción de animales silvestres.


En este sentido, Abarca que también conoce y trabaja en otros centros de rehabilitación como la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre (UFAS), creada en convenio entre la Universidad Andrés Bello y el Zoológico Buin Zoo, comentó la realidad legal y económica de muchos centros de rehabilitación y en particular el de CODEFF.


Actualmente la mayoría de los centros son privados y sus recursos escasos, razón por la que para Codeff no es fácil realizar un rescate, pero a su vez, existe una especie de vacío legal, porque tampoco tienen las facultades legales para realizarlos, deben esperar a que actúe el SAG o que un particular les llevé el animal.


“Va a haber un equipo para un puma por ser un peligro público, pero no para aves u otros animales que no son considerados peligrosos, el SAG no tiene equipo porque no hay recursos”, dijo Abarca refiriéndose a que mucha gente dice que llama al SAG para eventos de estas características y no tienen mayor respuesta.


Por otro lado, la veterinaria hizo el llamado a colaborar, tener paciencia y ayudar siguiendo los conductos regulares al momento de dar aviso de un animal silvestre suelto o herido, o peor aún, realizar una denuncia por tenencia ilegal. Sin embargo, también mencionó que esto es un problema estructural, “no hay recursos ni una entidad potente del Estado que se haga cargo de la rehabilitación y ese es un gran dilema y una problemática que no hemos logrado solucionar”, dijo.


La persistencia del choroy


Junto con las causas de ingreso de animales comentadas antes por Abarca, también están las más evidentes como animales atropellados o disparados. Pero la más común hoy en el Centro de Rehabilitación de Codeff es la entrega voluntaria de loros choroy, ave endémica de nuestro país, que hasta el presente, según los datos entregados por Abarca, es común que gente la tenga de mascota.


“Lo que nos llega siempre son loros choroy, nos han llegado loros de 20 años. El 99% de los loros choroy que nos llegan son por tenencia ilegal y el otro uno por ciento son animales incautados en el proceso de traslado”, detalló Abarca, cifras que impresionan ya que dan cuenta de que en la actualidad aún hay muchos loros nativos como mascotas.


Loro choroy. Foto por Austral blizzard.

El tráfico de aves nativas aún persiste en Chile, si bien Abarca mencionó que ha disminuido, aún se puede ver en ferias libres venta de jilgueros o loros. “Hay gente que va a sus hábitats, los sacan desde pichones de los nidos, juntan muchos, los meten en cilindros de papel higiénico o botellas plásticas para su traslado”, mencionó la veterinaria.


El Loro Choroy es un ave que solo habita en nuestro país y que antes era común verla junto a los organilleros, cuestión que se ha ido erradicando. Se caracteriza por poseer un antifaz rojo, “nosotros les decimos a los niños que es un superhéroe”, comentó Abarca ya que en Codeff realizan charlas y trabajo educativos con aquellos animales que por el daño físico o la impronta con el ser humano, no pueden ser devueltos a su medio.


Es por esta situación que vive aún el loro choroy que Abarca, al ser consultada por su animal candidato al Día de la Fauna Chilena, postuló a esta ave endémica que con esta situación que vive da cuenta de la importancia de la tenencia responsable y el respeto hacia la fauna silvestre.


Contactos de emergencia


-Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)

Fono: +562 2 3451100


-Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA)

Fono: +562 2 7082372