• Ignacio Pascual V.

Mauricio Fabry: “No existe un sistema social posible si no contemplamos nuestro medioambiente”

En una nueva edición del Ciclo de Entrevistas del Instituto Jane Goodall Chile contamos con la participación de Mauricio Fabry, veterinario y asesor de la Fundación San Carlos de Maipo, para conversar sobre la importancia y relevancia de los humedales, uno de los ecosistemas más productivos que existen.


Con una vasta experiencia en el servicio público, hoy Mauricio Fabry asesora en lo concerniente a la conservación del humedal de Batuco a la Fundación San Carlos de Maipo, quienes en 2016 compraron la laguna que había sido loteada para su venta.


“El que quisiera pudo haber comprado una parcela en medio del agua, haber comprado una pradera húmeda o podría haber comprado arriba de la totora y haber destruido ese medioambiente”, comentó Fabry, destacando la visión del presidente de la fundación que en ese entonces convenció al directorio de comprar la laguna para preservarla y generar planes de conservación y educación.



San Carlos de Maipo es una fundación sin fines de lucro que nace de la asociación de los canalistas del Maipo y que tiene por función primordial el desarrollo positivo de la infancia, trabajo que realizan hace 20 años. Uno de los programas que realizan es Saliendo aprendo que tiene por objetivo desarrollar en niños y niñas habilidades sociales y empáticas hacia los otros y el medio ambiente.


He aquí el interés de la fundación por preservar el espejo de agua del humedal de Batuco, que tras comprarlo, le encargaron a la ONG The Nature Conservancy el desarrollo de un plan de manejo que se comenzó a aplicar el año pasado. Todo este esfuerzo y planificación en la toma de decisiones con respecto al humedal ha tenido su punto más alto tras el ingreso en junio de la solicitud para ser declarado Santuario de la naturaleza.


Al respecto, Fabry mencionó que en la Laguna de Batuco, que es un lugar de 300 hectáreas y muy amenazado por la caza furtiva, contaminación con agroquímicos, el cambio de uso de suelo y extracción de agua, “podemos encontrar dos tercios de las especies descritas de aves para la región metropolitana y un tercio de las especies de aves descritas para Chile”, lo que lo convierte en uno de los humedales más importantes de la zona central.


En la misma línea, el candidato a doctor en conservación y gestión de la biodiversidad, mencionó que los humedales en general son ecosistemas que nos ofrecen distintos servicios ecológicos a humanos y un sinfín de especies como bajar la temperatura ambiente, capturar Co2 y evitar inundaciones. A su vez, son ecosistemas altamente productivos ya que son el encuentro de un sistema acuático con uno terrestre, razón por la que son fuente de vida para muchas especies de aves, insectos, anfibios, peces, mamíferos y plantas.


A pesar de estas increíbles cualidades y servicios, “son los ecosistemas más amenazados del mundo. Solo en los últimos 40 años hemos perdido el 40% de los humedales del mundo”, advirtió el veterinario. Para el caso de Chile estas cifras son más desalentadoras aún, información que puedes revisar en detalle en la siguiente nota.


Taguas en la Laguna Batuco. Foto por Cristián Pinto.

Conservación, educación y legislación


Desde el año pasado en Chile existe la ley de humedales urbanos, texto legal que finalmente entró en rigor tras la aprobación de su reglamento a finales del mes de julio. En la entrevista Fabry valoró esta ley pero insistió que junto con la regulación hay una cuestión de educación y concientización previa.


A su vez, mencionó que “soy un convencido de que no existe una vida posible si no es acorde con nuestro medioambiente y consistente con la biodiversidad. No existe un sistema social y político posible si no contemplamos estos elementos, refiriéndose a la relación actual de la sociedad con el medio ambiente, principalmente viéndola como un recurso. A su vez agregó que, de cara al plebiscito de octubre, “un nuevo marco legislativo partiendo por una nueva carta fundamental debería ayudar muchísimo a este cambio desde lo normativo”, dijo.


Pero también agregó que el cambio de normas debe ir acompañado de un cambio en la ciudadanía, de generar una cultura de la conservación y del cuidado del medio ambiente y en especial de los humedales, “siempre le echamos la culpa al de arriba y yo creo que los cambios parten por cada uno”, complementó.


Al respecto, Fabry destacó el trabajo que realizan organizaciones como Fundación Roble Alto, que realiza programas educacionales en el humedal Batuco; La red de humedales del río Cruces, que desarrollan investigaciones y la Fundación Cosmos que desarrolla proyectos de conservación, educación e infraestructura en la desembocadura del río Maipo.


Por otro lado, celebró y felicitó a los desarrolladores de la aplicación para teléfonos móviles HumeLab, en la que se encuentra información muy práctica y sencilla sobre los humedales su cuidado, su fauna y reconocimiento, entre otras características de la aplicación.


Fabry recordó en la entrevista a los auditores que el resguardo de los ecosistemas es urgente, ya que dos tercios de las especies nacionales están con alguna categoría de amenaza, situación de la que debemos preocuparnos, “no es posible que los humanos vivamos separados del medioambiente porque somos medioambiente. Si no somos otra cosa que naturaleza, la necesitamos”, mencionó.


Al finalizar y consultado por su candidato a embajador del Día de la Fauna Chilena 2020, Fabry mencionó a la becacina pintada, un ave que justamente vive en los humedales y que cada vez se encuentra más amenazada por la desaparición de su hábitat.

30 vistas