• Instituto Jane Goodall CL

María José Harder: “Al ver y trabajar con estos niños creo que un mundo mejor es posible”

María José Harder es iquiqueña, ingeniera agrónoma, encuentra muy power la inspiración que emana Jane Goodall y el trabajo de Roots & Shoots. Hace 6 años se sumó como voluntaria al programa educativo y comenzó a colaborar desde la Región de Tarapacá. También fue la primera chilena en participar del encuentro internacional de líderes R&S y hace dos años es la encargada nacional del programa en Chile.


Fue el visionado de una charla de Jane en internet, en la que mencionaba el programa R&S, el hecho que terminó por acercar de forma apasionada a María José Harder al programa educativo, “comencé a sentir una pasión super definida por la naturaleza y me empecé a involucrar en temas ambientales por diferentes vías”, recordó Harder el momento de su vida en que buscó al programa R&S.


Por ese entonces, en 2014,R&S llevaba poco tiempo funcionando en Chile. Fue en ese contexto que desde Santiago recibieron un mail de una joven estudiante universitaria de 24 años preguntando sobre qué podía hacer para participar e involucrarse con el programa.La respuesta fue una propuesta: iniciar R&S en Iquique.



Tiempo ya ha pasado desde aquel primer paso cuando Harder aceptó el desafío, se contactó con algunos amigos, recibió el apoyo desde Santiago y gracias a su gestión presentando la actividad del Día de la Fauna Chilena a los distintos servicios del área ambiental, se concretó dicha feria en el norte.


En la actualidad reflexiona sobre el power, como le gusta decir, de R&S ya que este programa “es una experiencia que en un par de meses despierta todo el potencial que hay dentro de ti y el potencial que tú mismo tienes que reconocer en ti”, en el sentido de empoderar a las y los jóvenes, motivándolos a crear e impactar en su metro cuadrado.


Roots & Shoots: una red mundial de cambio


María José fue la primera chilena en participar del encuentro mundial de líderes R&S que se realiza en Windsor, Inglaterra. En esa experiencia, que fue “la bomba” , tuvo lugar un momento de aprendizaje en torno al compartir experiencias entre jóvenes de distintas partes del mundo.


En este enérgico y esperanzador encuentro, del cual Harder volvió llena de ideas y propuestas, uno de los temas que más se compartía entre los participantes era el de las frustraciones, “cómo mantenemos motivamos a los jóvenes, cómo motivamos a los niños, a tu equipo de trabajo, a tus compañeros del programa o incluso fuera del programa”, fueron algunas de las inquietudes compartidas en aquel encuentro y vigentes hasta ahora.


Sin embargo, una de las sensaciones más destacables de pertenecer a R&S, y que en ese momento sintió Harder fue que “no existía el ‘no’ en nuestro mundo y a pesar de haberlo escuchado mil veces, siempre íbamos a tener la energía de seguir intentándolo”.



Junto con esta sensación de pertenencia a una red global, otra de las cuestiones más relevantes para Harder el interior de R&S es el celebrar y “valorar lo que se hace porque viene del corazón”. Recuerda cuando contó en Windsor lo que se ha había estado haciendo en Chile y “una sola se tira para abajo con comentarios como ‘que no fue mucha gente’, ‘que no fue lo que queríamos’. Pero si lo pensamos desde afuera, eso lo hicimos desde la nada, era sin financiamiento solo gestión”, mencionó José, como le dicen sus cercanos.


Desafío R&S 2020


“Si no me adapto, me extingo”, fue la respuesta que entre risas dio Harder al preguntarle sobre la nueva versión de R&S, refiriéndose a su bajo uso de redes sociales y al desafío de hablarle a los jóvenes a través de una pantalla: “voy a dar cara, con toda la inspiración como si estuviera frente de esos niños”, dijo segura.


Este año se realizarán tres encuentros online abiertos con diferentes ejes temáticos. El primero se realizará el 19 de mayo a las 18:00 hrs. y abordará metodologías, gestión y frustraciones en la ejecución de los proyectos. Luego se abrirán las postulaciones para quienes quieran inscribirse en R&S 2020.



Una segunda charla será sobre pensamiento y soluciones creativas y estará enfocada en “salirnos del concepto de que no podemos hacer nada ya que estamos en cuarentena, ¡podemos hacer demasiado estando en cuarentena!”, explicó Harder entusiasmada.


Y un tercer encuentro buscará atraer diferentes disciplinas a R&S que “no es solo para profesores de biología” como dice Harder, sino que para todo aquel que quiera crear, “todos tenemos una motivación adentro y tenemos el deber de jugárnosla por ese deseo que nos habita y Roots es la oportunidad y la forma más simple de realizarlo”, reflexiona nuestra coordinadora nacional.


Harder está convencida del impacto que ha generado el programa educativo de R&S en las generaciones jóvenes con las que han trabajado: “mientras tu cabeza esté conectada con tu corazón tus acciones van a tener un propósito, van a ser compasivas y van a ser con intención”, dijo recordando las palabras de Jane Goodall sobre volver a conectar nuestra inteligencia con nuestras emociones.


Hoy por hoy Harder junto al equipo de R&S preparan todo para dar inicio a este nueva versión 2020. Reconoce que siempre llora al ver a las niñas y niños tan empoderados presentando sus proyectos al final de cada versión, “al ver y trabajar con estos niños creo que un mundo mejor es posible” lo que la motiva a seguir porque “en el momento que el niño se da cuenta que logró algo en su medio más cercano, gana seguridad en vez de tener grandes expectativas y generar inseguridades -y como suele decir Harder- eso es super power”.