LA REPRESENTANTE CHILENA EN EL ENCUENTRO DE LÍDERES R&S



DESDE HACE CINCO AÑOS SE REALIZA DE FORMA ANUAL UN ENCUENTRO DE LÍDERES DEL PROGRAMA EDUCATIVO ROOT&SHOOTS (R&S) EN EL CASTILLO DE WINDSOR, INGLATERRA. AL EVENTO ASISTEN 30 REPRESENTANTES DE DISTINTOS PAÍSES Y POR PRIMERA VEZ PARTICIPARÁ ALGUIEN DE CHILE, LA ENCARGADA DE R&S DE LA REGIÓN DE TARAPACÁ: MARÍA JOSÉ HARDER.


Entre el 28 de julio y el 5 de agosto, todos los líderes R&S seleccionados por Jane Goodall se reunirán y compartirán sus experiencias, con el objetivo de generar lazos, alianzas y sobre todo, fortalecer sus capacidades de liderazgos.


En esta oportunidad, viajarán solo dos representantes de Latinoamérica. Una de ellas es Carla Dal Borgo, quien tiene a cargo R&S de Córdoba, Argentina y la otra es la chilena María José Harder.



¿Cómo fue el proceso para llegar hasta el viaje?

Fue un proceso de selección que duró cerca de un mes. Desde el Instituto en Santiago me preguntaron si es que quería ir, y obviamente quería. Después de eso me postularon, mandaron mi nombre, con una pequeña reseña de lo que quién era y qué hacía por el programa R&S.

Según eso, Jane hace personalmente la selección. Ahí creo que se acordó que nosotras nos habíamos conocido el año 2016 cuando vino a Chile por última vez, en ese momento ella estaba muy emocionada porque el programa llegaba a uno de los extremos del país y no estaba solo en Santiago. Así que siento que voy con la misión de mostrarle a Jane lo mucho que hemos avanzado.


¿Cómo tomas una oportunidad como esta?

Muy agradecida. Siempre vi como algo inconcebible que pensaran en mí porque creía que alguien de Santiago tendría más opciones. Además, súmale que es la primera vez que va a alguien desde Chile. Entonces pensaba que tenía que ir alguien que estuviese más involucrada aún con el Instituto porque pese a que desde aquí yo tengo una súper buena comunicación, muy fluida y siempre me apoyan en las actividades que hacemos, igual me siento alejada de todo.


Cuando pensaron en mí, sentí valorado todo el esfuerzo de cuando no he pedido cosas monetarias, cuando he tenido que dar la cara para pedir apoyo en otras organizaciones, cuando invito a las organizaciones públicas, cuando he hecho actividades, etc. porque igual hay un mínimo desgaste con eso. Eso hizo que me sintiera merecedora de la oportunidad porque tengo algo que contarle al mundo, porque me ha costado tirar esto para arriba.

Me siento agradecida, afortunada y merecedora. Así que voy con ganas de aprender y contar cómo es acá.



¿Cómo ves el poder juntarte y compartir con otros líderes R&S?

Cuando partí en R&S, siempre me llamó la atención que existiera esta gran red de R&S en el mundo y que cada uno inspira al otro. Entonces esto va a ser casi lo mismo, pero estando en un mismo sitio todos y vamos a poder transmitirnos en persona esa inspiración.

Es que es importante que nos veamos las caras, nos contemos las cosas que pasan y es adorable que hagan todo para que podamos ir.



¿Cuáles son tus expectativas con el programa?

Creo que después de esto, voy a volver con las pilas recargadas y más motivada aún para sacar esto adelante, seguir haciendo cosas y voy a ir a llenarme de inspiración con la experiencia de los demás porque voy a conocer personas de o

tras culturas, de otras partes del mundo, que están en tu misma parada en tu ciudad y es algo súper bueno. Porque en todos los países están haciendo cosas que valen la pena ser contadas y son experiencias que vale la pena rescatar.


Aprender de las buenas ideas y también de los fracasos. Que sea una experiencia muy enriquecedora, para volver con herramientas para enfrentar de mejorar manera mi cargo y lo que soy hoy.


Es que al final del día, es importante juntarte con otro y decir: sí, a mí también me cuesta, pero también me inspira.