• Ignacio Pascual V.

Endeudados con la naturaleza

Actualizado: ago 20

Desde hace unas décadas se ha acuñado el concepto “sobregiro ecológico”, el cual hace referencia a que la capacidad que tienen los ecosistemas de regenerarse de forma renovable y absorber los desechos que producimos es insuficiente para el ritmo de consumo de la población mundial. Nos endeudamos con la naturaleza.


Desde 1986 la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network, GFN) desarrolla esta medición y los datos históricos que entrega son desalentadores. A nivel mundial el día del sobregiro ecológico se ha adelantado: en 1993 fue el 21 de octubre, en 2003 fue el 22 de septiembre y en 2017 el 2 de agosto.


Para calcular esta fecha se toman en consideración la biocapacidad de la tierra, es decir, la capacidad de un territorio de abastecer recursos naturales y absorber los desechos producidos por la actividad humana, y por otro lado la huella ecológica, que se refiere a la demanda humana sobre la naturaleza.


Calendario del Día del Sobregiro Ecológico por país.

Con estos dos factores se calcula la diferencia entre la biocapacidad del territorio y la huella ecológica promedio per cápita en un año.


El año pasado, el día en que la población humana consumió los recursos naturales disponibles en el mundo fue el 29 de julio y este año se postergó para el 22 de agosto según GFN, debido principalmente a la pandemia de Covid-19, aunque el impacto real de este factor se sigue estudiando.


Y aquí viene nuestro lamentable liderazgo, este 2020 Chile sobregiró el 18 de mayo, es decir, ese día agotamos la capacidad de los ecosistemas para regenerar sus recursos naturales y absorber los desechos para todo el resto del año , acumulando una deuda de siete meses, por lo tanto, ya estamos agotando los recursos de 2021.


Esto nos pone a la cabeza del continente entero y con razón, ya que nuestro modelo energético hace gran uso de carbón para generar energía eléctrica. Por otro lado, actividades mineras, pesqueras, forestales y acuícolas deterioran constantemente los ecosistemas al ritmo de la demanda internacional, provocando un gran daño medioambiental.


Mina de Chuquicamata. Foto por Bruna Fiscuk de Unsplash.

Somos un país extractivista, tanto como proveedores de recursos naturales como en el ámbito económico con el mercado de capitales. Mucho del capital que hay en Chile provienen del extranjero, lo que impide siquiera reinvertirlo localmente en alternativas para una economía verde.


En los años más recientes el Día del Sobregiro Ecológico de Chile se ha movido de la siguiente forma: 24 de mayo (2017), 2 de junio (2018), 19 de mayo (2019) y 18 de mayo (2020).


¡Paguemos la deuda!


Frente a un planeta y una existencia finita, ¿por qué entonces mantener un estilo de vida como si esta durara para siempre? El pasado no determina nuestro futuro y aún estamos a tiempo de revertir esta situación de morosidad con la naturaleza.


En este sentido, se debe apuntar hacia un modelo económico, social y cultural sustentable y respetuoso de la naturaleza, en el cual la economía circular tenga relevancia, ya que desanima la producción de residuos y promueve la cultura de basura cero.


A su vez, el cuidado de áreas verdes, la reforestación, la soberanía alimentaria y la promoción del comercio local son herramientas de las cuales podemos echar mano al momento de decidir qué, cómo y cuándo consumir, ya sea ropa, alimento, tecnología, etc.


Árboles talados. Foto de World Bank Photo Collection.

Desde la GFN han establecido cinco pilares fundamentales que deben ser abordados desde el mundo privado, ciudadano y los gobiernos, estos son generar ciudades eficientes, producción de energía renovable, producción y distribución de alimentos, protección de la naturaleza y planificación familiar.


Día a día estamos decidiendo como afectar nuestro entorno, apuntemos a revertir esta situación, consumamos menos y de forma más inteligente, reciclemos, reutilicemos, gestionemos bien el transporte en nuestro hogar, cuidemos el agua, utilicemos la electricidad necesaria, evitemos derrocharla y de a poco iremos moviendo esta fecha.