• Ignacio Pascual V.

Día de la Madre Tierra

Actualizado: hace 2 días

El miércoles se cumplieron 50 años desde que se celebra el Día de la Madre Tierra, fecha que tiene por objetivo crear conciencia sobre el cuidado de nuestro hogar, poniendo especial énfasis en la interdependencia entre las especies que lo habitamos y el medio que compartimos.



Debido a una convocatoria a manifestarse por el cuidado del planeta en EE.UU. fue el 22 de abril de 1970 cuando se celebró el primer Día de la Tierra. En esa oportunidad participaron unos 20 millones de personas y a partir de entonces la fecha se siguió celebrando, llegando a la actualidad a contar con una participación superior a los mil millones de asistentes en más de 180 países, según datos de Kathleen Rogers, presidenta de la organización del Día de la Tierra en Washington D.C.

En estos tiempos de cuarentena y distanciamiento social provocados por la pandemia mundial que atravesamos como humanidad, la conmemoración del Día de la Tierra toma especial importancia, ya que nos insta a reflexionar sobre el tipo de relación que hemos desarrollado con el medio ambiente y las otras especies que lo habitan.


Cómo ha dicho Jane Goodall en una reciente entrevista “el COVID-19 surgió porque hemos sido indiferentes a nuestro lugar en el mundo natural e irrespetuosos con los animales y el medio ambiente”, insistiendo en que debemos aprender de esta pandemia y profundizar los esfuerzos por conservar el medio ambiente.

En este sentido, para la primatóloga, activista por el medio ambiente y por los derechos animales “mucha gente debe sentirse desesperanzada en este momento, pero deben mantener la esperanza de que pueden influir en otros a través de la compasión y la comprensión”, dijo en entrevista al medio estadounidense digital CNET, haciendo un llamado a tomar conciencia de las acciones que realizamos a diario y que influyen en nuestro planeta.


Por otro lado, la ONU ha insistido que en este Día de la Tierra tenemos que recordar “que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta”, promoviendo así la armonía con la naturaleza.


Es por esto que a 50 años de la primera celebración de esta importante fecha, la invitación, como menciona Jane, es a mantener la esperanza, comprometerse e involucrarse, porque “si realmente quieres trabajar por un mundo mejor debes trabajar muy duro y aprovechar cada oportunidad. Si no te das por vencido, encontrarás una modo de hacerlo”.