• Alejandra Herrera

¡Conoce al nuevo embajador de la fauna!

Con un 30% de los votos, el candidato de las aves fue elegido popularmente como el nuevo embajador de la fauna 2021 para visibilizar el complejo estado de las especies nativas en el país.


El picaflor de Juan Fernández es una pequeña ave que solo habita en la isla Robinson Crusoe y que se convirtió en el nuevo representante de la fauna chilena. Se estima que existen menos de tres mil individuos de esta rara especie que se encuentra actualmente en peligro crítico de extinción y que forma parte de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.


La votación se realizó en el marco de la séptima versión del día de la Fauna Chilena, evento impulsado por el Instituto Jane Goodall Chile y que se realizó en un inédito formato online el pasado 10 y 11 de octubre. En esta ocasión, el picaflor compitió en la revancha junto a candidatos de años anteriores como el abejorro chileno, el piuchén, la güiña, la tortuga verde y la ranita de Darwin.


Esta ave se caracteriza por su canto fuerte y sus diferencias de aspecto entre sexos, un fenómeno conocido como “dimorfismo sexual”. El macho mide entre 11 y 12 centímetros y su plumaje es de un color ladrillo-anaranjado, mientras que la hembra es un poco más pequeña y tiene colores verdosos, azulados y blancos. Ambos cuentan con una característica corona iridiscente sobre sus cabezas y se alimentan del néctar de las flores e insectos.


Dimorfismo sexual del Picaflor de Juan Fernández © Héctor Gutiérrez | Oikonos



Salvando al Picaflor


Tras el nuevo nombramiento, la jefa de Conservación de Diversidad Biológica de CONAF Valparaíso, Javiera Meza, expresó que para ellos es un hito muy importante al tratarse de una especie emblemática por su belleza. También señaló que sirve para que “la gente tome conciencia de que hay especies que son únicas en Chile y que al final de cuentas, todas las acciones del ser humano tienen que ser en armonía con la naturaleza porque se originan desajustes que afectan no solamente a especies como ésta, sino que afectan a un ecosistema completo”.


La experta comentó que la degradación de los ecosistemas por la acción humana y la introducción de especies exóticas de flora y fauna han impactado fuertemente en el Archipiélago de Juan Fernández desde su descubrimiento hace más de 400 años. Una situación también mencionada por Héctor Gutiérrez, jefe de proyectos de la ONG Oikonos, cuyo programa lleva cerca de 20 años trabajando en el país en la conservación del picaflor y otras aves terrestres.


Gutiérrez explicó que la llegada de otras especies fue modificando el hábitat de esta peculiar ave y las amenazas que esto representa aún están presentes: “hay ratas que se comen los huevos, gatos no sólo domésticos, sino también asilvestrados, que viven dentro del parque sin dueño y son totalmente salvajes, y plantas exóticas como la zarzamora o el maqui, que es nativo de Chile central pero que allá (en la isla) es introducido, y que se transformaron en una plaga que está afectando los sitios de nidificación”.


Bosque nativo de isla Robinson Crusoe, hábitat del Picaflor de Juan Fernández © Héctor Gutiérrez | Oikonos

Es por ello que ante estos riesgos, ambas organizaciones han realizado un trabajo de largo aliento para proteger a esta ave polinizadora y controladora de insectos. La investigación, educación ambiental, capacitaciones a las comunidades y la implementación de medidas de manejo, como el control de la flora y fauna exótica invasora, buscan la recuperación de las poblaciones del picaflor de Juan Fernández.


Desde CONAF Valparaíso indicaron que han tenido algunos logros en la tenencia responsable de mascotas y en proyectos de control de especies exóticas, pero afirman que el trabajo de conservación aún no termina. Meza recalcó que “el cambio climático también trae otras consecuencias que uno no se imaginaba, y en el fondo, todas estas amenazas están dificultando la estabilidad (del picaflor) a largo plazo”.


La labor más reciente para proteger esta especie es la elaboración, desde octubre de 2019, de un Plan de Recuperación, Conservación y Gestión (RECOGE) para las aves terrestres del archipiélago. Una iniciativa impulsada por Oikonos junto a Island Conservation, con la que también se busca preservar a otras especies endémicas del lugar que enfrentan amenazas similares, como el cachudito de Juan Fernandez, el rayadito de Masafuera y la fardela blanca.


El picaflor de Juan Fernandez es parte de la nueva colección de stickers “Los embajadores de Jane Goodall”, una colaboración entre el Instituto Jane Goodall y Stickers of Wood en honor a la última versión del Día de la Fauna. ¡Aquí puedes conseguirlo!, y por cada compra que hagas, un 30% (o más) será donado a nuestra ONG para seguir promoviendo el legado de una de las primatólogas más importantes de la historia.

78 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Desarrollado con amor por el equipo del Instituto Jane Goodall Chile