El nuevo rostro de Roots&Shoots en Chile

Después de tres años siendo parte del Instituto Jane Goodall Chile, como encargada del grupo Roots&Shoots Tarapacá, María José Harder asume nuevos desafíos y se transforma en la encargada nacional del programa educativo.

A lo largo de los años, y desde el primer momento, la iquiqueña María José Harder se ha comprometido con el Instituto, preocupándose de llevar el mensaje de Jane Goodall y generar conciencia sobre nuestra fauna nativa en todo el norte grande del país.

De este modo, gracias al constante apoyo de Conaf y otras organizaciones, María José ha realizado charlas en distintos colegios de la región de Tarapacá, y además ha logrado celebrar el Día de la Fauna Chilena en el extremo norte del país.

Dentro de su trabajo, se ha encargado de resaltar y destacar la importancia que tienen las especies nativas a lo largo de Chile. Poniendo especial énfasis en aquellas que habitan en sus alrededores y se encuentran en peligro de extinción.

El gaviotín chico es ejemplo de esto, ya que es una de las especies con las que más se ha comprometido, logrando involucrar y generar conciencia en los niños que participan en sus talleres, pues este es un animal que se encuentra en un gran riesgo y no es tan conocida por los habitantes del norte.

Este año, además, trabajó junto a la ONG Armadillos de Chile realizando un taller reflexivo en el colegio “Liceo Técnico Profesional de Colchane”, de Tarapacá, que se encuentra en el límite norte del país, y cuenta con estudiantes que conviven a diario con el actual Embajador del Día de la Fauna Chilena: El quirquincho de la puna.

Debido a su constante trabajo y compromiso con el Instituto Jane Goodall Chile, este 2017 María José tuvo la oportunidad de ser la primera representante nacional en viajar al encuentro internacional de líderes Roots&Shoots, evento que se realizó en la ciudad de Londres, en el palacio Windsor, Inglaterra.

Allí tuvo la oportunidad convivir con representantes de distintas culturas, participó en actividades que los ayudaron a conocerse, retroalimentar experiencias y generar lazos. Esto sumado a que compartió diariamente con la mismísima primatóloga: Jane Goodall, convirtió la experiencia en algo inolvidable.

Gracias a esta gran aventura, María José volvió con las pilas recargadas, con ganas de participar y crear nuevas cosas para generar conciencia sobre el cuidado del entorno y el respeto entre todos los seres.

Es por esto que el Instituto Jane Goodall Chile decidió premiar el compromiso que María José ha demostrado durante todo este tiempo y la convirtió en la nueva encargada nacional del programa educativo Roots&Shoots.

La iquiqueña asume esto con muchas ansias señalando que “gracias a la inspiración que me da el programa, este desafío es atractivo y conquistable”.

Ante este gran reto, y gracias a los nuevos lazos creados en Windsor, María José estará más involucrada que nunca con los proyectos en los que está trabajando el Instituto Jane Goodall en Chile. Por lo que se hace un llamado a todos quienes viven en Iquique y sus alrededores a apoyar a nuestra encargada y acompañarla en esta nueva travesía siendo voluntarios en las distintas actividades que ella realice en las tierras nortinas.